Antes que nada, escribo desde mi ignorancia. Hace tiempo aprendí la diferencia entre "me gusta" y "soy fan, coleccionista, conocedor o seguidor" de una serie, personaje o cosa. Así que aquellos que se encontraron con este blog no esperen demasiada información sobre Catwoman pues estoy simplemente disfrutando de esas memorias que se despiertan en una conversación cualquiera en una noche cualquiera estando vagando por internet, o saliendo de una película. 

Soy una niña de los ochentas, así que la serie de televisión y las caricaturas de Batman fueron gran parte de mi conocimiento y fascinaciones infantiles. Me gustan mucho los gatos y creo que fue un adulto muy pero muy distraído quien me regaló allá por 1987 un comic donde Gatúbela participaba más, teniendo protagonismo. Debo suponer que lo hizo pensando en que era una extensión de las caricaturas y que leer sobre mi antihéroe favorita sería buen consuelo luego de perder a mi gato negro y tener que abandonar ami atigrado, (ambos llamados "Alí") pues recuerdo que mi madre tuvo un alegato con esa persona al revisar mis cosas y encontrarse con esa revista. "¡Ya la leyó!" Fue el final de esa discusión en la que mi tutora tuvo que maldecir mi curiosidad.


¿Por qué tanto ruido? 


Esta Gatúbela no era una excéntrica común, era una callejera con todo lo que eso significaba, feroz, joven, vulnerable, noble, pobre, abusada, perseguida, leal, asustada, cariñosa . . . combatiente. 

Su hermana (de nombre Margaret)es una monja y por preservar la paz que encontró, Selina ha de seguir sirviendo a corruptos. Se encuentra con Batman en la lucha por sobrevivir y aprende de él el valor de la teatralidad al usar disfraz, de honrar aquello que pueda fortalecer al guerrero y a su manera trató de ser justa. 

De ahí que su protegida, Holly sea llevada al convento y tiempo después, cuando Selina necesita retirarse por cuestiones de maternidad, tome el lugar (temporalmente) de la mujer gato. 


Todo eso lo fui averiguando poco a poco, preguntando a los primos mayores, hojeando historietas cuando podía hasta que terminé por preferir libros de otros temas, mis propios gatos, etc. 


Hasta queeeee llegó esta película y esta Gatúbela.  




Lo que quieran saber de eso, vean la película. El trabajo de Tim Burton es fácil de conseguir.


Solo lo incluyo para recordarles el tipo de criatura que puede llegar a ser, a diferencia de la vomitable bola de pelo de Halley Berry. Y ya se que las películas de Batman tienen sus decadencias gracias al tener que pensar en la "gran audiencia" la historia y los seguidores reales.  
Triste realidad.

Estaba por contarles acerca de los comics que volví a tener en los años 90. Pero no fueron tan significativos como para eso. A pesar de que  la pregunta que vi en facebook detonó la memoria, esta se enfocó en la historia que cambió mi perspectiva. Es decir, la Selina Kyle que sabe lo que es ser vulnerable y lo detesta. 


Esa Gatúbela homenajeada en el Batman de Cristopher Nolan de una manera sencilla, casi sutil. 

  Ya se que le faltó detallar aspectos del comic, pero volvemos a lo que el público en general acepta. Para mí bastó con ver a Holly y el final para saber que tal vez, las nuevas generaciones puedan conocer a Helen. 

O tal vez no, pues ya se intentó con la serie "Aves de presa" con un resultado bastante triste.  

Resulta demasiado obvio que lo relacionado con los hombres lobo me gusta. Así que cualquiera esperaría que escribiera acerca de “Dos veces lobo” siendo el libro de un escritor que conozco por otros de sus trabajos como es “La leyenda de Leureley” en cuanto es publicado. Teniendo en cuenta que de esa primer novela con que lo conocí ya está desde hace rato la segunda parte a la venta. 

No. Pues además de resolver mil y un asuntos en la vida personal y demás distracciones. Necesitaba dejar de pensar en Roberto Redondo de Paz como Velkar, como el guía  de las otras autoras, o como mi amigo en varias conversaciones. Necesitaba ver fríamente la historia.

Valió la pena la espera.

La historia de Noel en su llegada al una realidad apenas imaginada por la mayoría de la gente es un enorme reto que lo hace tratar de escapar de sí mismo sin imaginarse que su mera existencia rompe con las reglas que se conocían desde hace milenios. ¿Cuál es el precio? Algunos lo saben y eso lo ha convertido en un trofeo irreemplazable.

¿Qué es lo que se esconde en la experiencia de Noel? Quienes alguna vez han visto películas de vampiros y hombres lobo pueden sentir familiaridad con eso, más aún quienes han jugado “Vampiro, La Mascarada”  o  tal vez  "Hombre Lobo Apocalipsis".

Si se ha visto y jugado así. ¿Para qué comprar un libro como ese? 

¡Para disfrutar otro punto de vista! 

Uno más cercano a lo cotidiano, sin exagerar en los poderes y capacidades, poniendo atención a las dos naturalezas de los protagonistas, sus historias, deseos y temores.

Estaremos con alguien que lleva demasiado tiempo luchando contra lo que se le podría llamar destino. Pagado el precio de ambiciones ajenas, de su inocencia, de su amor, de toda su humanidad. 

Se supone que la vida no da segundas oportunidades. Pero, ¿Si eso no fuera del todo cierto? ¿Si la vida decidiera imponer una segunda oportunidad? 

Nada es lo que parece y aprenderlo pronto es vital. Siempre. 

Así que recomiendo este texto que se lee en poco tiempo, se disfruta con cada página y se siente tan familiar como un paseo por la ciudad. 

Llevo tiempo deseando poder platicar acerca de lo que las fiestas de invierno significan. No en lo personal porque no soy alguien cuya existencia vaya a ser memorable, pero si desde mi experiencia, que es la de muchos. 

Soy mexicana y de niña solía convivir con la gente de las universidades, los pueblos, los barrios y mi propia familia en las fiestas navideñas. En lo familiar estaba la cena, en lo comunitario las posadas. De las que encontré esta explicación.  

Las Posadas son fiestas que se celebran durante los nueve días anteriores a la Navidad iniciando desde el 16 de diciembre, en ellas acostumbra romperse la tradicional piñata.
Los chinos solían hacer una piñata para celebrar el año nuevo; Marco Polo, en el siglo XIII, la trae a Italia y desde allí pasa al resto del continente. En el siglo XVI cruza el Atlántico y llega a México de la mano de España, tomando aquí la alegría y el color.
La piñata original mexicana es una gran esfera de la que salen siete picos. Los elementos principales del ritual colonial son cinco: la figura, la venda (que cubre completamente los ojos), el objeto para romperla, el conjunto de personas que guían la acción y, finalmente, la lluvia de dulces.
La esfera en sí representaba las tentaciones y los males del mundo, y los siete triángulos eran la alusión directa a los siete pecados capitales. El cubrimiento de los ojos simbolizaba la fe ciega en la Iglesia y en la ayuda de Dios, la cual estaba representada por el objeto usado para destruir todas aquellas cosas malas.
El conjunto de personas que solían ayudar a quien tenía los ojos vendados eran la representación que hacía alusión a esa colaboración incondicional que se debía encontrar en la sociedad para vencer los vicios mundanos. Finalmente, obtener aquellos dulces simbolizaba recibir los dones de Dios como premio por haber logrado vencer al pecado.
Para hacer una piñata se necesita una olla de barro que se unta con una capa de engrudo (harina de trigo cocida) para que la cubra por completo; luego, se le pegan trozos de papel periódico. Después, la imaginación y la destreza determinan las formas y los colores: estrellas, flores, barcos, frutas y vegetales. También podemos encontrar aeroplanos y payasos, y hoy en día, reproducciones de los héroes de moda de los niños.
Hay frutas especiales para rellenar la piñata: tejocotes, naranjas, limas, cañas y cacahuates..
Desde hace más de 450 años, generaciones de mexicanos han gozado con las piñatas y esta tradición está lejos de perderse. En la temporada navideña se pueden ver como adornos en calles, hoteles, restaurantes, comercios y, por supuesto, en las fiestas infantiles.
En el mural La Piñata, pintado en 1953, Diego Rivera da buena muestra de su maestría en el manejo del espacio, el color y la composición.
En él, el muralista refleja el sentimiento alegre del pueblo mexicano dentro de su diversidad cultural. Fue una obra realizada en la madurez del pintor en la que expone una mezcla de alegoría y folklore, y donde queda patente su gusto por lo mexicano y su afán por integrar al indio en la sociedad a través de su pintura.
Este mural puede ser admirado en el Hospital Infantil de México “Federico Gómez”.
Fuente: http://news.urban360.com.mx/110207/foto-de-la-semana-la-pinata-de-diego-rivera/

Falta hablar de los villancicos, las cenas y los aguinaldos, que eran bolsas de frutas juguetes pequeños y dulces llamados colación que se entregaban en bolsas para que ningún niño de la fiesta se quedara sin golosinas. 
No se que tanto de esa tradición se ha perdido pues me mudé a una región donde hay otras celebraciones y la cercanía con los Estados Unidos influye mucho, además de los hábitos individualistas de la gente y la violencia que domina al país haciendo que el miedo detenga muchas iniciativas. 

Lo que se es que a pesar de no ser alguien sociable quiero ayudar a recordar a la gente que estas festividades hablan precisamente de eso. De ayudarnos mutuamente en tiempos oscuros. 
Eso se ve en ritos católicos como este, o paganos como Yule. Del cual existe una clara y bien investigada explicación con muchos de los rasgos que se comparten de los vikingos y nuestras festividades actuales en este enlace:
http://mystoryofhistory.wordpress.com/2013/12/21/yule-o-la-navidad-de-los-vikingos/
Respecto al padre invierno conocido por la mayoría como Santa Clós (Si así aunque se vea feo) aquí hay un buen lugar para saber de él: 
Y una tonada que me gusta
.




Lectores

Entradas populares

El blog de mi pareja.

Una historia que no se si tendrá fin.

Blog sobre una promesa a mi abuelo.


Click en la imagen para conocer tema.