Hace un año conocí el proyecto de unas estudiantes y un nuevo amigo en mi existencia, que se esforzaron todo ese tiempo en crear, publicitar y mantener vivo un mundo más de la fantasía. Phyrium.
Se sabe que ideas van y vienen en este universo virtual, y en los sueños de muchos. Pero las de ellos han quedado ya arraigadas en un proyecto creciente, tanto en su página:


http://laleyendadeleureley.com/proyecto/

Como en las conversaciones posteriores de varios sitios más de la red, de los que solo doy algunos ejemplos:


http://triadamagica.blogspot.com/2009/10/resena-la-leyenda-de-leureley.html

http://tierrasantiguas.blogspot.com/2009/06/la-leyenda-de-leureley.html

http://www.fantasymundo.com/foros/vermensaje.php?mensaje=3617&pagina=2

Y termina por influenciar todavía más a esta escritora. A pesar de que avisan de que sólo hemos leído el primero de una trilogía, los espacios que quedan, el detalle del mapa que nos muestran, la ternura de algunos personajes y la nostálgica mención de caractarísticas de magos y guerreros en algunos momentos me lleva a recordar que "El Señor de los Anillos" era solamente un cierre de tema para un cuento. Y que terminó por ser un cosmos.

Así que pedí prestado parte de lo que no se ha dicho acerca de Phyrium para mi propio mundo y realidades.

He tenido el honor de que aceptara Roberto. Y ahora quiero agradecerlo deseando que siga siendo la persona abierta a nuevos paradigmas, capaz de crecer con su obra.

Y lo mismo a las otras autoras. que no olviden que la realidad es aquello que acepten que sea.

Esta vez es divertido pensar en lo que la vida nos ofrece.

Hace unos días hicimos un viaje corto, por atender una serie de deuras, y en un parador de la carretera el camión se detuvo para comer porque su ruta es de las que atraviezan casi medio país. y Lllevaban más de seis horas sin una pausa.

En ese restaurante, había espacio lubre, una amplia banqueta con jardineras para que uno pueda relajarse. Y el encargado de la limpieza barría apenas un par de colillas de cigarro, algo de tierra y a si mascota. Una perra joven.

Mi compañero y yo optamos por no comer en el local y jugamos el tiempo de pausa con la perrita. . .Se me ocurrió comentar que podría ser agradable tenerla con losotros por lo alegre y fuerte que se veía. Me gustó tambien la combinación de sus colores. Y así quedó el comentario.

Ayer. Mientras comprábamos gas de un camión que suele recargar los tanques en casa. Dejamos abierta la puerta un rato, poco más que para sacar el tanque, pagar y volver a meterlo, cuando descubrimos que la teníamos compañía nueva. Ella.

Ahora tenemos la responsabilidad de eoncotrarle un hogar digno de la confianza que la vida nos dió al traerla directo a la casa siendo un ser tan pequeño (cabe en mi mano) y qie entró por su propia voluntad a mi espacio. Pasamos la tarde esperando que alguien preguntara por ella, pero nadie pareció preocuparse por su desaparición, y no tengo pensado etregarla a alguien que ni la buscan ni la describe bien en caso de pasar a preguntar. Y lo digo porque unas niñas trataron de engañarme fingiendo que era suya pero ni siquiera supieron su color ni la caractarística de sus patas.

De momento la llamamos Quesa. Recordando a un personaje de la Casa Foster para amigos imaginarios. Porque llegó como ese tonto, hace un desastre, tiene hartos a todos los demás. Y sólo estará por un tiempo. (Me recuerda a cuando Bloo cree que es un alien, con la frase de "¡Yamevoy!¡Yamevoy!Yamevoy! que repite mientras corre por todas partes).

Lo más probable es que termine en un rancho. Pero por ahora está a salvo con nosotros, recordándonos cuando nuestra más consentida era de su edad.

Actualizando el dato.. Quesa se quedó en casa. Ahora es una más de la jauría y ha valido la pena porque tiene un fuerte carácter y eso ayuda a cuidar de todos.


Sentada aquí. En un frío rincón de mi casa me doy cuenta de lo mucho que he fantaseado con poder decirte que es lo que realmente quiero como regalo ahora que volvamos a encontrarnos. Si es que está escrito que llegue a verte.

¿Te acuerdas cuando has caminado, simplemente disfrutando de una noche donde lo importante es que estás vivo y la gente que te acompaña también? Hemos pasado ya desde caminatas sin un peso en el bolsillo, hablando de sueños, proyectos y experiencias, hasta solo estar lado a lado gastando en bebidas y comida sin tener nada por decir más allá de las frases hechas para la ocasión y los temas neutros de quien prefiere no alterar el momento. También guardo en mi memoria los chistes tontos que se repiten más por el buen recuerdo de quien los contó que por su gracia.

Si. Hay libros y películas por platicarte que no hemos criticado antes porque llevamos mucho tiempo sin poder conversar de cosas tan irrelevantes. Y de las otras, las que es necesario ver a los ojos para saber si bajo tus pensamientos aparece un recuerdo semejante.

No estoy segura si teñir mis canas. La genética y el tiempo tienen sus razones y creo que el espejo me ha de criticar con la misma dureza que a ti, aunque solo sea los momentos que les damos permiso de hablar. Cada encuentro algo de nosotros habrá cambiado. Hasta algunas ideas y su forma de manifestarse. ¿Para qué gastar el tiempo, tan breve, en ocultarte que nunca volveré a ser esa primera impresión que tuviste de esta loca. ¡Ni siquiera se como me imaginas ahora!
Tampoco puedo describirte la imagen que para mi mente significa tú. Sabes que prefiero los simbolismos más que las fotografías. Las fotografías detienen un poco de la arena del reloj para que podamos recordar el instante. Los símbolos nos unen con ideas que existieron antes que nosotros. Criaturas hechos con el mismo polvo que las estrellas. Lo importante es que sepas que sigo guardando la esperanza que aparezca la oportunidad de que nos den un momento para convivir.

No espero respuesta. ¿Cómo me la podrías dar sin que parezca una promesa vana? Quiero nuevos recuerdos contigo y poder revivir algunos de los viejos.

Mientras eso no pase. Recibe mis bendiciones en un rayo de Sol y un beso de la Luna.

Lectores

Entradas populares

El blog de mi pareja.

Una historia que no se si tendrá fin.

Blog sobre una promesa a mi abuelo.


Click en la imagen para conocer tema.