La convocatoria es para que todos los amantes de los felinos compartan el amor y respeto por sus peludos compañeros de vida.

La noticia recorre la constante de internet: Twitter y Facebook, la evidencia mas notable del arraigo de un suceso pues hoy por hoy de eso no hay duda; desde la inmediatez hasta el poder de convocatoria esto es lo que ha surgido desde las redes sociales, incluyendo

blogs que replicamos el llamado:

“Que sea el 20 de febrero,
todo el día, en todo el mundo,
una celebración para los amantes y defensores de los felinos.”

Al parecer la selección de la fecha por parte de algunos cibernautas fue a manera de homenaje por el fallecimiento de uno de los gatos más emblemáticos de la historia, el popular “Socks”; el gato de la Casa Blanca de 1993 al 2001.

Socks fue adopta
do por Chelsea, la hija de Bill Clinton, mientras su padre era gobernador de Arkansas.
Se convirtió en un personaje bastante apreciado no sólo por el personal de la Casa Blanca, sino por los visitantes de ésta, incluyendo a la prensa y a los jefes de estado de otros países.

Se le llevaba a visitas públicas a escuelas y asilos e incluso, se fundó un club de fans de Socks que sirvió para impulsar una de las campañas mas importantes de adopción de felinos en Estados Unidos.

El escritor y dibujante Michael O’Donoghue hizo un libro llamado “Socks va a Washington”, fue personaje de un episodio del show de Murphy Brown -donde supuestamente era secuestrado de la Casa Blanca-, y en su momento se diseñaron algunos videojuegos con Socks como protagonista, aunque no salieron a la venta.

Cuando los Clinton dejaron la Casa Blanca, Socks se fue a vivir con la secretaria de Clinton, Betty Curry quien adoraba al gato y al parecer era bastante bien correspondida por este.

“Socks” continuó haciendo apariciones públicas, aunque siendo ya un gato anciano –se calculaba que tenia sobre 20 años-, aun en sus últimos tiempos de vida -con problemas de tiroides y riñón, cáncer de garganta y de mandíbula-, cuenta, la ahora ya, leyenda urbana, que se le vio posar con gusto en una ultima campaña -se vendían postales con su “firma”, es decir la impresión de su pata-, para recaudar fondos de ayuda a gatos en condición de abandono.

La idea en general seguramente le llegará a muchos activistas que luchan a favor del derecho de los animales y también a muchos que en sus hogares disfrutan de la compañía felina.

La iniciativa para reconocer el Día Internacional del Gato y crear conciencia tiene dos ideas esenciales:

La primera, la de compartir material gatuno ese día, desde emails, páginas, blogs, fotos, anécdotas y experiencias.

Y la segunda, el proponer que cada quien se organice, en cualquier parte del mundo, para junto con otros “gatófilos” realizar alguna actividad de ayuda y protección a los gatos de la comunidad:

“Así todos los fans de los gatos daremos muestra de nuestro cariño por los ronroneantes amigos que tenemos” dice por ultimo la convocatoria que circula en las redes sociales.

Lectores

Entradas populares

El blog de mi pareja.

Una historia que no se si tendrá fin.

Blog sobre una promesa a mi abuelo.


Click en la imagen para conocer tema.