Aunque varios meses tarde me he podido dar un tiempo para escribirles acerca del trabajo de una compañera de la universidad, la periodista Lourdes Díaz López , quien, en compañía de Ricardo Hernández en noviembre presentaron fotografías y un documental acerca de una cultura regional y muy antigua. Los Cocoyomes.

Los cocoyomes fueron una cultura que habitó las barrancas y los campos ubicados en los municipios de Moris, Urique, Uruachi, Guadalupe y Calvo, Guachochi, Ocampo, entre otros; es decir, la franja serrana que colinda con los estados de Sinaloa, Durango y parte de Sonora. Las zonas en las que se encuentran importantes vestigios de esa cultura prehispánica son las barrancas La Paloma y Los Parajes, del municipio de Guadalupe y Calvo; las de Güérachi, Houivo y Chorogue, del municipio de Guachochi; de Otachique, del municipio de Uruachi; el Sauzal, del municipio de Urique, por mencionar algunas.

En el 2004 a raíz de la denuncia pública que hicieron los pobladores de Atascaderos, del municipio de Guadalupe y Calvo, sobre un terreno donde se encontraban expuestos restos humanos, nació su interés por investigar sobre el tema.Como ella misma afirmó “en Guachochi comencé a investigar con los tarahumaras que viven en las barrancas. Ellos hablan de los cocoyomes como sus antepasados, y como la gente bárbara”.

El ex presidente de ese municipio, Martín Solís, fue el único que se interesó en que se le diera seguimiento a la investigación y pidió al INAH que fuera al lugar y el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia" mandó un arqueólogo al sitio, quien llegó acompañado por antropólogos de la UNAM. Fue entonces cuando se hizo un registro oficial de los sitios.

En el 2009 se incorpora en el trabajo de investigación Ricardo Hernández, quien es vocero del Consejo Estatal Agropecuario. Lourdes y él iniciaron las grabaciones de video, porque hasta ese entonces tan sólo tenía la recopilación de material fotográfico.

Lourdes pensaba hacer una edición impresa de la invetigación, pero era muy caro, y Ricardo propuso que era mejor realizar, por lo pronto, un documental en video. Fue entonces cuando l pidieron al presidente de Guachochi hiciera una solicitud formal al INAH para que les permitieran filmar, porque se necesitaba la petición de alguna autoridad; para ello vino a Chihuahua gente de la UNAM y el arqueólogo Enrique Chacón, del INAH Chihuahua.

Inicialmente se habían interesado en los sitios que se usaban para habitación, pero cuando fueron a una visita a la zona de Otachique la investigación se extendió a las tumbas prehispánicas que habían sido publicadas en "El Diario de Chihuahua" en varias ocasiones para el Día de Muertos, por tratarse de un cementerio múltiple. El documental incluye entrevistas con representantes de la Iglesia Católica, jesuitas, así como pobladores de las diversas zonas en las que existen vestigios de esa cultura. Y la investigación se extendió a los siguientes aspectos: cómo vivían, cuáles eran sus creencias, cómo se sepultaban.

“La conclusión a la que llegué con este amplio trabajo, de poco más de seis años, es que los cocoyomes fueron los primeros habitantes, que se sepa, de esa zona serrana”, recalcó Lourdes en entrevistas y como punto central de su presentación.
Ella me contó acerca de la presentación del documental en Cinepolis en la ciudad de Chihuahua. "Hubo muchisima respuesta, la sala rebazo su capacidad había gente llena en las escaleras,en los pasillos y hubo quien de plano ya no lo dejaron entrar, desde antes que iniciara, media hora antes había gente esperando entrar, estoy muy contenta con la respuesta y muy agradecida con todos los que fueron".

"Gente que vio la invitacion en la tv, en la radio, en el periodico y fue. Me dio mucho gusto ver a personalidades como el director del "Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agricolas y Pecuarias" unidad Chihuahua (Inifap, una mujer que tiene no se cuantos premios en psicología, Joséfina Herández) y personalidades de este tipo que acudieron porque vieron el anuncio así como estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología, maestros, amas de casa, etc.También fueron docentes y egresados de Filosofía y Letras, y felicitaron publicamente, dijeron sentirse orgullosos que gente de la facultad hiciera un trabajo así. Cosa que me alegró porque ese trabajo se hizo con mi dinero y el de Ricardo Hernández, mi socio en la produccion, ya que la investigacion fue mía, y la produccion de ambos".

Cabe señalar, que previo a este documental se realizó ya una exposición fotográfica del tema en el Congreso del Estado, la cual fue retirada luego de dos semanas de exhibición y que será llevada a Guachochi junto con otra presentación del documental.
No se si ya pasó la segunda presentación. Esta entrada del blog viene de correos escritos a finales de noviembre. Espero pronto poder verlo. Tal vez se animen a sacarlo a la venta, pese al peligro siempre presente de la piratería. O algún canal televisivo se anime a presentarlo. Pero, la intención de estas letras no es eso sino mostrar y compartir el orgullo de comprobar que gente tan valiosa sigue trabajando en el conocimiento de las culturas de esta tierra.

Lectores

Entradas populares

El blog de mi pareja.

Una historia que no se si tendrá fin.

Blog sobre una promesa a mi abuelo.


Click en la imagen para conocer tema.